Cómo correr una carrera sin morir en el intento

Correr es un deporte con numerosos beneficios. Ayuda a mejorar la salud, tener buena forma física y reducir el estrés. Además es económico y se puede practicar solo o acompañado. No importa la edad que se tenga correr es un ejercicio que se disfruta a lo largo de toda la vida. Un maratón es la meta de todo corredor. Los expertos recomiendan tener en cuenta los siguientes aspectos para completarlo sin inconvenientes:

  • Entrenamiento progresivo. Para disfrutar de las carreras es conveniente seguir un plan de preparación. Iniciar con caminatas es ideal en caso que no se practique ningún deporte. A medida que se avanza se debe incluir minutos de trote y descanso y de esta manera se mantiene la motivación y los deseos de continuar. Un entrenador ayuda a planificar los entrenamientos para alcanzar los objetivos propuestos.
  • Alimentación balanceada. La dieta de un corredor requiere de una combinación de carbohidratos, proteínas y grasas para tener energía en la carrera. No se puede eliminar ningún tipo de alimentos. Como consejos primordiales para un buen rendimiento físico es importante tomar suficiente agua y comer al menos seis veces al día una porción de todos los grupos alimenticios.
  • Ropa adecuada. La vestimenta varía entre la época de calor y la de frío. Para el verano la indumentaria fresca es la mejor opción, mientras que en invierno las prendas protectoras ayudan a mantenerse caliente. Los tejidos de algodón no son recomendables porque acumulan la humedad. Las fibras sintéticas, elaboradas especialmente para ejercitarse, ayudan a que el sudor se evapore.
  • Zapatoss correctos. Es quizá el accesorio más importante al correr. Deben ser unas que se adapten a las necesidades individuales. Tener amortiguación y estabilidad para el desplazamiento son las principales características a evaluar. Un establecimiento especializado podrá dar las recomendaciones personalizadas y tomará en cuenta el corredor, la superficie de carrera, la velocidad y la distancia a recorrer.

Antes de realizar cualquier ejercicio es importante una revisión médica. La constancia y disciplina son las cualidades que se requieren para completar una carrera. Una vez que cruces la meta, ya te puedes llamar corredor.